Pasan, pasan los días y nuestro amigo Otoño ya ha venido a visitarnos con sus nuevos colores, con los días más fresquitos y con días de lluvia.

Cuántas cosas van a descubrir nuestros peques durante estos días: “¡Hay charcos por las calles! ¡Las hojas de los árboles se están cayendo!¡Son marrones!” Son días para abrigarnos un poco y pasear. Darles la oportunidad de observar su entorno, descubrir los cambios que se están produciendo y experimentar con él.

La ropa que usamos también va cambiando. Las mangas de las camisetas son largas, igual que los pantalones. Aparecen las chaquetas y algunos complementos muy chulos. “¡Los paraguas se cierran y se abren y no nos mojamos! ¡Qué guay mis botas de agua!”

Tened en cuenta que para vuestros peques cualquier elemento nuevo puede ser toda una aventura. Disfrutad mucho con ellos de estos días. Podéis traer al centro cualquier descubrimiento del Otoño que hagáis con vuestros peques para que lo puedan compartir con sus peques: hojas secas, frutos secos, imágenes, cuentos… ¡Lo que queráis! Se sentirán realmente especiales al compartir aquello que han descubiertos con sus papás.

La escuela irá cambiando. Las puertas y los ventanales de clase se visten para la ocasión y el árbol de madera de fondo del patio también quiere disfrutar de la nueva estación. Podéis ver con vuestros peques estos cambios para estimular su atención y observación.

Un abrazo de Otoño.

El equipo de la Cigüeña.

Translate »