Termina un año lleno de grandes momentos y aventuras. Ahora toca descansar disfrutando de la familia y del verano.

En muchas ocasiones nos preguntáis qué podéis trabajar en casa durante este tiempo sin escuela. Os dejamos aquí algunos consejos.

En primer lugar no podéis olvidar que los peques también necesitan descanso. Es momento de disfrutar, conocer nuevos sitios, relajarse en la playa, campo, piscina… sea donde sea, pero sobretodo es momento de disfrutar en familia, de jugar con papá y mamá y disfrutar de esos momentos que durante el año, con el ritmo acelerado que llevamos, es imposible.

Las rutinas van a seguir siendo fundamentales, dentro de los márgenes lógicos de las vacaciones, os recomendamos que las pautas y horarios de casa sigan siendo lo más parecidos al resto del año. Una buena rutina favorecerá que se sientan estables y facilitará la adaptación a la rutina escolar tras las vacaciones.

Olvidaros de cuadernillos de trabajo o similares (ya tendrán tiempo de ellos). A través de distintos juegos vais a poder seguir estimulando el desarrollo de vuestros peques. A continuación os dejamos algunos ejemplos:

  • Observación y atención: Observar y dialogar sobre los cambios del entorno (días de la semana, el tiempo…)
  • Desarrollo del juego simbólico: Favorecer y compartir con ellos juegos en los que” imaginen ser” ( piratas, cocineros, exploradores…)
  • Cuentos leídos y/o narrados. Trabajamos la atención y la memoria. Podéis observar juntos las imágenes, recordar después del cuento que ocurría y en qué secuencia, personajes, frases sencillas…
  • Juegos de construcciones. Elaborar y deshacer torres, juntar piezas por distintos colores, formar grupos de distintos números de piezas…
  • Actividades psicomotrices: bailes, texturas, circuitos… y de psicomotricidad fina: pegar gomets, pintura de dedos, coger cosas pequeñas y cambiarlas de sitio…
  • Grafomotricidad: líneas discontinuas sencillas para que las repasen, garabateo libre, colorear libremente dibujos, “dibujar” en el aire con movimientos de los dedos, en harina, en agua…
  • Pre-lectura: observar y reconocer vocales y números en elementos del entorno (matrículas, relojes, letreros de las tiendas, calendarios, mando de la televisión…)

Esperemos que disfrutéis de cada una de estas actividades con vuestros peques. Cada día con ellos es un regalo.

¡A DISFRUTAR!

Translate »