¡Hola, familias “cigüeñeras”!

El curso sigue avanzando y hoy hemos celebrado otro de esos grandes días del calendario. En nuestra escuela, el típico “Día de San Valentín” se convierte en algo más significativo para ellos, convirtiéndolo en el día de la Amistad.

Como ya os contábamos en el post sobre el día de la paz y el arte de “Ho´oponopono” hawaiano, la educación emocional y en valores son dos de los ejes fundamentales de nuestro quehacer diario. En estas primeras edades en las que niños y niñas están creando su autoconcepto y teniendo sus primeras experiencias sociales, elementos como la resolución de conflictos y la creación de vínculos afectivos, tendrán gran peso en su desarrollo.

Nuestro día de la amistad se convierte en una maravillosa excusa para seguir profundizando en estos aspectos y promover actividades y experiencias que permitan a los pequeños poner el foco de valor en ellos.

Durante estas semanas, hemos conocido y narrado diferentes cuentos donde las emociones y los vínculos afectivos son los grandes protagonistas. Hemos disfrutado conociéndolos y contándolos entre compañeros, a la vez que hemos realizado a partir de los mismos actividades de reconocimiento de emociones y estados de ánimo y verbalización sobre ellos.

En nuestros ya conocidos “hermanamientos” hemos realizado preciosos regalos para nuestros amigos y amigas de las otras clases que hemos intercambiado hoy compartiendo unos momentos geniales donde los peques han disfrutado como siempre.

                  

        

Han sido unos días de besos y abrazos por doquier.  Y lo mejor de todo es que no se quedarán aquí, tenemos la gran suerte de tenerlos como compañeros de trabajo diarios. Qué trabajo más maravilloso tenemos, pues el beso y el abrazo, cuando son de verdad como los de nuestros peques, tienen un valor incalculable.

          

       

¡Hasta pronto, familias “cigüeñeras”!

Translate »